Infección

¿En qué consiste una infección?

Una infección consiste en la invasión y la proliferación de gérmenes en el organismo. Puede comenzar en cualquier zona del cuerpo. Pueden presentarse infecciones graves, que pongan en riesgo la vida o mortales después de recibir la terapia de células T con CAR.

¿Cuándo se puede producir una infección?

Una infección puede producirse en cualquier momento después de la infusión. No obstante, el momento exacto en el que se puede producir varía según las terapias de células T con CAR. Su equipo de atención médica lo controlará durante todo este tiempo, pero es importante registrar sus síntomas periódicamente.

¿Cuáles son los síntomas?

Los síntomas pueden incluir los siguientes:

  • Fiebre (100.4 °F/38 °C o superior)
  • Escalofríos
  • Dolor de garganta
  • Tos o congestión del pecho o los senos paranasales
  • Dolor en la zona lumbar, sangre en la orina o sensación de ardor al orinar
  • Dolor abdominal, vómitos o diarrea/heces blandas
  • Llagas o manchas blancas en la boca
  • Imposibilidad de ingerir alimentos o bebidas durante 24 horas

  • Llame a su médico o busque ayuda de emergencia inmediatamente si experimenta alguno de estos síntomas, u otros.
  • La información sobre el registro de síntomas y el control de los efectos secundarios está disponible en nuestros Recursos.

Estos no son todos los signos y síntomas posibles de una infección. Hable con su médico o proveedor de atención médica sobre cualquier pregunta que tenga.